Ritual para encontrar trabajo

Los ritos son acciones ejecutadas por su gran simbología, inherente a tradiciones o liturgias religiosas. Se realizan por una variedad de motivos, y muchas personas los ejecutan de forma involuntaria en su vida diaria sin ser conscientes de ello. El ritual obedece normalmente a la necesidad de respuesta a una necesidad, y la obtención de trabajo, junto al amor y la salud, es la más solicitada.

Ejemplos rituales para encontrar trabajo

Los ritos de que se divulgan en este website, se ofrecen al público con intención divulgativa. Su realización sin asesoramiento de nuestros expertos no garantiza su consecución exitosa. La persona más adecuada para ejecutar conjuros y hechizos son aquellas iniciadas en artes mágicas y ritos. Muchos ritos se realizan con ingredientes comunes en el hogar, y necesitas conocerlos con exactitud.

Precauciones con los ritos

Antes de implicarte en rituales, debes reflexionar sobre cuál es el uso exacto del mismo. ¿De verdad es tu prioridad el empleo, o lo es el amor, o recuperar la salud? El trabajo de mejoramiento debe aplicarse en el frente más importante, de lo contrario se dispersa la energía. Cada ritual tiene su tiempo y su lugar, y el enfoque y la motivación de la persona son fundamentales.

Ritual de magia blanca para conseguir empleo

Se necesita una oferta de empleo que hayas localizado, o una oferta que deseas. En caso de tener que visualizar la oferta, porque aún no llegó a ti, debes ser detallista y no generalizar en sus características. Los detalles aumentan el poder del rito, y recuerda son solicitar peticiones desorbitadas y que entren en lo posible.

También necesitas una vela azul, porque es el color del más poderoso de los planetas, Júpiter, relacionado con el trabajo y la prosperidad. El soporte del rito será una bandeja metálica. Se coloca la vela sobre la bandeja y e enciende con cerillas de madera; en magia no sirven los mecheros.

El anuncio, en papel impreso, debe memorizarse, doblarse y quemarse con la llama de la vela. Si el papel se apaga, lo vuelves a prender, para que sepa el universo lo perseverante que eres. Una vez quemado el papel, las cenizas se guardan en una cajita o una bolsa.

El recipiente debe enterrarse en una maceta de hierbabuena o menta. Si el hechizo se cerró correctamente, sólo debes prestar atención a las oportunidades que te va a comenzar a ofrecer el universo.