La magia con velas

Los hechizos con velas se usan desde antiguo en cultos religiosos, meditaciones y prácticas mágicas. Desde que el hombre conoció el fuego, su contemplación evocaba a lo sagrado; existe constancia de rituales sagrados con fuego en enterramientos del neolítico. También es frecuente la representación de la divinidad como un ente ígneo.

La llama siempre ha figurado en lugares de privilegio en los templos, y el cuidado para su permanente combustión formó parte del culto. Existe la teoría de que las velas actúan como una especie de altavoz o batería para potenciar el poder del ritual. Los diversos tonos u olores de la vela también influyen en su energía.

Colores principales las velas usadas en magia

Algunos de los principales tonos de color de las velas empleadas en los hechizos son los siguientes:

Vela Blanca. Importante vela para cualquier uso. Su color es la suma de todos. Si no se dispone de una vela de otra tonalidad para un rito, la blanca la puede suplir. También sirve para potenciar los rituales. La blancura simboliza pureza, armonía y pulcritud. Sirve para las peticiones de ayuda y protección. Sus efectos sirven para las relaciones personales, o protección ante viajes.

Vela roja. Poderosa fuente de energía que aplasta la negatividad y potencia los hechizos. Como simboliza las pasiones fuertes, suelen usarse en prácticas mágicas relacionadas con la pasión y el amor. El rojo es también el color del planeta marte, relacionado con la sexualidad y la fuerza. Propicia los cambios y los emprendimientos, potencia la acción.

Vela negra. Sirve para los hechizos de protección, o de petición de ayuda. También representa la negatividad y puede usarse junto con otras velas para la disolución de hechizos de magia negra.

Colores secundarios de velas

Vela Amarilla. Sirve para rituales sobre la vida laboral y el dinero. Simboliza también la felicidad, el comercio y el sentido común y la lógica. Promotora de recuerdos alegres y del éxito en diversas facetas de la vida.

Vela Verde. La vela de la salud. El verde es un color que no aporta calor, pero tampoco frío y resulta calmante. La vela verde posee variados usos, porque los hechizos potenciados con la vela verde cuidan la salud en todos los aspectos posibles: físico, mental, espiritual y energético. Representa la madre naturaleza creadora de vida, la juventud y la esperanza.   

Vela Azul. Color que sirve para mejorar la comunicación y aportar tranquilidad. Su uso ideal requiere la presencia de otros colores.

Importancia de la llama de las velas

En general, debe prenderse con cerillas de madera y apagar la llama mediante sofocación con un apagavelas o un vaso de vidrio. No apagar con un soplido la vela para evitar la anulación del hechizo. La llama de una vela puede ser interpretada:

  • Fuego de combustión firme y luz brillante, o que arde con rapidez. Buen presagio.
  • Llama de la vela de altura anormal. Presencia de la fuerza invocada.
  • Fuego débil de combustión lenta. Existe alguna oposición al hechizo.
  • Llama tenue que arde con debilidad. Presencia de alguna perturbación o impureza espiritual.