Hechizos para prosperar en los negocios

Un hechizo trata de producir en la realidad un efecto determinado con la concurrencia de medios sobrenaturales. Los hechizos forman parte de religiones paganas y monoteístas y, aunque en muchas sociedades se prohíbe la práctica de la hechicería, esta sobrevive de forma socialmente aceptada en su versión de magia blanca. En el mundo moderno, la hechicería goza del amparo jurídico en aquellos países donde existe libertad de creencias.

Si los medios y los fines para conseguir algo son inmorales, se considera que es un ritual de magia negra. Ciertas personas conciben la magia como el fuego, no es ni bueno ni malo, y depende de para qué se use. Solo debes recordar una ley universal: aquello que das, te llega de vuelta.

¿Qué es un hechizo para negocios?

Hasta avezados hombres de negocio y brokers de bolsa recurren a un soporte esotérico para apoyar su actividad empresarial. Cuando escasean los clientes, pueden solicitar que un especialista en el arte de la magia blanca ejecute ciertos hechizos. La mecánica de los mismos es similar a los realizados para atracción de la buena suerte, el dinero en general o la prosperidad.

Ejemplos de hechizos para negocios

La siguiente información se suministra con espíritu divulgativo. Las personas no versadas en magia que realicen estos rituales pueden no obtener resultado alguno, pues deben ejecutarlos expertos introducidos en la magia blanca.

Los clientes pueden escapar de un local y llenar otro por un simple impulso emocional. ¿Nunca has escuchado la frase: “todos los negocios que se alojan en ese local quiebran”? La negatividad de la ubicación o de las personas implicadas puede servir de freno a la prosperidad. Los hechizos sirven para romper esa dinámica y comenzar un círculo virtuoso.

Hechizo para aumentar la clientela

Este hechizo para atraer más clientes a tu negocio requiere de los siguientes ingredientes: un frasco o botella de vidrio con tapa, un lápiz, cinta roja, monedas de chocolate, miel, tijeras y cartulina. Se utiliza dinero dulce para reducir la ansiedad por conseguir la entrada de capital. Se busca que quienes gasten su dinero en tu local lo hagan de forma dulce y con un poso de energía positiva.

Determinado día propicio, se corta la cartulina en 4 segmentos. Con el lápiz se dibuja el animal que simboliza por excelencia la abundancia: una abeja. La cartulina con el dibujo se enrolla como un cilindro. A continuación, se corta con la tijera un pedazo de cinta que servirá para atar esa cartulina como si se tratara de un pergamino.

Se abre la botella o frasco y se coloca dentro la cartulina dibujada. Se depositan en su interior unas cucharadas de miel, las monedas de chocolate sin desenvolver, y se tapa el frasco. Por último, se ubica cerca de la entrada de tu local, pero guardándolo de las miradas de la tus clientes. Si este hechizo se ha realizado siguiendo todos los pasos, por parte de la gente adecuada y en el momento más propicio, notarás un aumento paulatino de las visitas de tus clientes.