Hechizos de protección eficaces

El hechizo es una acción mágica que trata de influenciar de forma sobrenatural en el mundo tangible. En ocasiones puedes sentir que realizan acciones deshonestas contra ti, y algunas podrían tener origen esotérico. En ese terreno, los hechizos de protección para ti y tus seres queridos representan un escudo infranqueable.

¿Has pasado por situaciones negativas aparentemente inexplicables?,  ¿a veces sientes de que murmuran sobre ti o te desean infortunio?, ¿has sufrido traiciones, o te encontraste enemigos declarados?, ¿te asaltan premoniciones en tus sueños, o percibes negatividad en vigilia?

Magia blanca y magia negra

La envidia es el mayor motivador de las personas que recurren a la magia negra. Aquellos que buscan perjudicarte pueden ser personas que sufren, con problemas éticos o dañadas espiritualmente; como dijo un famoso autor: la envidia es admiración enferma. Si no les vas a perdonar por el bien de tu espíritu, al menos no les dañes y déjalos irse de tu vida.

Sólo debes recurrir a hechizos de magia blanca, pues ten en cuenta que así recibirás de vuelta energía positiva. Si piensas en recurrir a hechicería negra para devolver el daño a quien trata de perjudicarte, debes saber una ley del Universo que es invariable: lo que das, te viene de vuelta.

Aproximación a los hechizos de protección

Los hechizos descritos en la web de Tarot Luna María se ofrecen como una aproximación informativa al mundo de la magia. Deben realizarlos personas con sabiduría arcana, o pueden carecer de efectividad.

La magia blanca y sus hechizos sirven para apartar de tu vida estas situaciones y personas. Puede que los efectos se conviertan en bondad, o simplemente que dejen de incidir en ti. También pueden desaparecer de tu vida los instigadores de la negatividad. Cuando se pone en marcha un ritual de protección ante los enemigos, la vida, que parecía estancada, comienza a fluir de forma natural.

Características del Hechizo de Protección Contra Enemigos

El hechizo precisa de un envase de cristal con tapa, como un frasco o una botella. Se trata de encerrar en el envase toda la energía negativa dirigida hacia ti, de ahí la importancia de la tapa. También se necesita un papel, un bolígrafo negro, sal, vinagre y una vela e cierto color.

El hechizo se ejecutará durante cierta fase lunar a una hora específica, y debe repetirse con periodicidad mensual. El hechizo comienza con la presentación de los ingredientes en un lugar adecuado revestido de poder. La vela debe prenderse con fósforos de madera, nunca con mechero. Una vez encendida, se procede a una acción de gracias al Universo o al poder superior, como la persona lo conciba.

El papel se trocea para escribir en cada trozo el nombre, si se conoce, de cada persona que te desea mal. En caso de ignorar el origen del ataque, se escribe una frase generalizando. Se introducen en el recipiente junto a los ingredientes y se introduce una semana en el congelador. Después se tira la botella en un lugar alejado del hogar del solicitante.