¿Qué es el ascendente astrológico?

Desde el punto de vista astronómico, es el punto Este respecto al horizonte local. En astrología se representa por una línea, normalmente horizontal, definida por los  puntos Este y Oeste. Define el horizonte del día del nacimiento de la persona y divide el cielo en las 12 casas astrológicas respectivas de cada signo. La cúspide del ascendente corta el signo zodiacal situado en el horizonte en el momento de nacer la persona, y en la Carta natal ocupa la primera casa (cúspide de la Casa I); la séptima Casa será la del signo opuesto.  

El Ascendente se calcula mediante la hora de nacimiento y la posición geográfica del lugar de nacimiento (longitud y latitud). Con la información se calcula la llamada Ascensión Recta del Medio Cielo correspondiente a la cúspide de la Casa Décima, y después se calculan las cúspides del resto de Casas. Gracias a la trigonometría, o recurriendo a Tablas de Casas, se conseguirá el Ascendente Exacto.

Influencia y efectos en la persona

Como el Ascendente se ubica en la primera casa, que simboliza los inicios, se supone que determina facetas que abarcan desde el nacimiento de la persona, incluso su apariencia física. Por otra parte, el planeta regente del signo que se encuentra en el ascendente se erige como el gobernador de la carta natal, y resulta el factor fundamental para su interpretación. El planeta aporta al recién nacido rasgos de carácter.  Ciertos astrólogos opinan que una persona muestra más rasgos de su Ascendente que de su propio signo solar.

Ascendente y puntos sensibles

El Ascendente, en esencia, es representativo de la personalidad del individuo; el Sol implica la consciencia y la Luna las emociones. El punto de corte con al elíptica es un punto sensible. Los denominados puntos sensibles incluyen aquello planteas que, en conjunción con el ascendente aportan los aspectos mayores de la personalidad. La cercanía incluye también a los planetas a 10 grados de distancia por encima del horizonte (Casa XII) y no sólo los ubicados bajo el horizonte (Casa 1ª).

El eje de rotación Terrestre está inclinado 23,5º aproximadamente con respecto al plano orbital de traslación alrededor del Sol. Debido a este ángulo, varía el tiempo que tardan los signos en cruzar el horizonte según el  hemisferio. En latitudes ecuatoriales, apenas existe diferencia y, según se aumenta o disminuye la latitud, las diferencias resultarán cada vez más significativas hasta llegar a los polos.

Ascensión corta y ascensión larga  

Por ejemplo: los signos de  Acuario, Piscis, Aries, Tauro y Géminis tardan menos tiempo (o longitud de ascensión) en cruzar el horizonte que los signos de Cáncer, Leo, Virgo, Libra, Escorpio y Sagitario.  Las diferentes velocidades propician que el tamaño de las casas también se  incremente o reduzca según la misma. En el hemisferio sur, las ascensiones corta y larga se invierten.

En las regiones polares la diferencia temporal es extrema. La intersección con el horizonte que marcaría el ascendente muestra un comportamiento geométricamente extraño. No existen signos que salgan ni se pongan, y las casas desaparecen.